Nuestro compromiso es diseñar conjuntamente un plan individualizado y definir los objetivos y acciones que posibiliten el proceso de rehabilitación psicosocial e integración comunitaria desde tus intereses y necesidades, porque juntos trabajaremos para potenciar tu autonomía personal y social. Para ello disponemos de distintos tipos de estancias adaptadas a las distintas necesidades:

ESTANCIA INDEFINIDA

Estancia de más de un año. Estas estancias suelen utilizarse para aquellas personas que no tienen alternativa de alojamiento, carecen de una red de apoyo familiar o social suficiente o que por su nivel de funcionamiento no pueden vivir de manera autónoma y necesitan un recurso residencial de forma indefinida, evitando hospitalizaciones crónicas o prolongadas en centros psiquiátricos, así como situaciones de exclusión social.

ESTANCIA TRANSITORIA

De un mes a un año aproximadamente, estas estancias residenciales suelen utilizarse como recuperación y entrenamiento en las áreas necesarias para poder tener una mayor estabilidad y llevar una vida más autónoma con el objetivo de volver al domicilio habitual o poder vivir de forma independiente. También se utilizan como paso intermedio para una reincorporación al domicilio familiar, como alojamiento temporal o para evitar un ingreso prolongado, gracias a las actividades terapéuticas que se realizan en el centro que permiten a la persona recuperar capacidades y competencias afectadas por la enfermedad. Durante la estancia se propicia la adquisición de las habilidades necesarias para llevar una vida lo más autónoma e independiente posible.

ESTANCIA CORTA O DE RESPIRO FAMILIAR

Entre un fin de semana y un mes aproximadamente. El motivo fundamental es como “descanso” familia, para aliviar la sobrecarga de la familia, atender urgencias familiares, en situaciones en que el cuidador principal se encuentra incapacitado (intervención quirúrgica, viaje necesario, etc.) y facilitar que la persona con enfermedad mental pueda mantenerse en su ambiente familiar favoreciendo una separación temporal y evitar así internamientos innecesarios.