fb_pixel Residencias Grupo 5 | Cómo mejorar la calidad de vida en las personas con enfermedad mental - Residencias Grupo 5
Infórmate. Teléfono gratuito: 900 500 506
ComparteShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0
    • 16 DIC 19
    Cómo mejorar la calidad de vida en las personas con enfermedad mental

    Cómo mejorar la calidad de vida en las personas con enfermedad mental

    ComparteShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0

    Las personas con enfermedad mental grave y duradera presentan a menudo diferentes problemáticas sociales y sanitarias: dificultades en su autonomía en las diferentes áreas de funcionamiento diario, a la hora de relacionarse, de llevar a cabo actividades de ocio, de mantener horarios adecuados,  limitaciones a la hora de la integración laboral o social, etc.  Además,  las familias también se ven afectadas por todos estos problemas que conllevan a menudo conflictos familiares y sobrecarga familiar importante.

    La Consejería de Políticas Sociales y Familia, a través de la Dirección General de Atención a las Personas con Discapacidad se encuentra muy comprometida con la atención a este colectivo y  lleva años desarrollando planes de atención específicos para las personas con enfermedad mental dirigidos a mejorar la calidad de vida de estas personas y sus familiares. Cuenta con un amplio abanico de recursos de rehabilitación específicos que trabajan  en coordinación con la Red sanitaria de Servicios de Salud Mental. La Residencia Alpedrete forma parte de esta red de recursos y, además de disponer de 17  plazas concertadas a las que puede derivar los profesionales de los diferentes Centro de Salud Mental del Área 6 de Madrid, dispone de 16 plazas privadas a las que pueden acceder todas aquellas personas con enfermedad mental que estén interesadas y que puedan ser un perfil adecuado para ser atendido en este tipo de recurso.

    Las Residencias se tratan de un servicio residencial de carácter abierto y voluntario que ofrecen respuesta a necesidades más básicas (comida, alojamiento, aseo, limpieza, seguimiento médico, etc.) y además programas específicos e individualizados de rehabilitación psicosocial. Para ello cuenta con un equipo interdisciplinar que ofrece la atención profesional necesaria.

    Cuando una persona entra en la residencia se realiza una evaluación integral de sus necesidades en las diferentes áreas de funcionamiento diario y en base a ésta se acuerda un programa de Atención Residencial Individualizado con objetivos concretos. Para ir avanzando en este proceso de rehabilitación se llevan a cabo intervenciones individuales con los diferentes profesionales y participan en programas de intervención grupal. Se ofrece un abanico amplio de programas y actividades dentro y fuera del centro que respondan a los intereses y necesidades la mayoría (programas de ocio, radio, música, arte-terapia, relajación, psicoeducación, creatividad, etc.) y se atiende a los familiares porque también necesitan apoyo y orientación y son parte fundamental de la intervención.

    Los objetivos fundamentales de las Residencias son mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedad mental y sus familias, favorecer la autonomía de las personas en todas las áreas, su estabilidad clínica, la ocupación de su tiempo libre, las relaciones sociales, etc. Sin olvidarnos de la lucha contra el estigma asociado a la enfermedad mental para lo que se desarrollan diferentes actividades y sobre todo se fomenta que los residentes participen en los recursos comunitarios para llevar a cabo sus actividades de ocio o formativas. Además, el proceso de recuperación está estrechamente relacionado con los procesos de inclusión social y con la capacidad de disfrutar de un rol social en la comunidad, y por este motivo el llevar a cabo actividades en el entorno comunitario es fundamental. La residencia está ubicada  en un lugar privilegiado para lograr este objetivo porque, además de poder disfrutar de la tranquilidad de vivir en una zona residencial situada en uno de los lugares más bonitos de la sierra norte de Madrid, se encuentra cercana a núcleos urbanos de Alpedrete y Collado Villalba y muy bien comunicada con el centro de Madrid, lo que facilita la integración comunitaria.

    El modelo de intervención se basa en el enfoque de recuperación. Se trata de ayudar a la persona a construir un proyecto de vida realista que le motive y ofrecer la atención profesional necesaria para alcanzarlo. Se centra en las  fortalezas y potencialidades de las personas con enfermedad mental y sus familiares y se trata de fomentar el autocontrol manteniendo una relación de cercanía y respeto y una actitud de empatía ante sus dificultades pero de confianza en su capacidad de recuperación.

    Además se fomenta en todo momento el apoyo entre iguales ya que consideramos que es un factor fundamental que como en otros aspectos de la vida ayuda mucho a las personas con enfermedad mental.

    Nuestra intervención por tanto se basa en el respeto a las personas con enfermedad mental y en la confianza en sus potencialidades, ya que a diario nos demuestran todo lo que son capaces de  hacer. Creemos,  porque así lo hemos comprobado en muchos de nuestros residentes que este tipo de recursos ayuda a mejorar la calidad de vida a las personas con enfermedad mental y sus familiares y esta es la principal motivación por la que todos los profesionales seguiremos intentando hacer nuestro trabajo lo mejor posible porque realmente ellos y sus familias se lo merecen.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR